Arte y naturaleza (ciencia y concepto)

ARTE ORGANICA O NATURALEZA SAMPLEADA: clonación…

Patricia Piccinini es un artista australiano nacido en Freetown, Sierra Leone, en 1965.

Patricia Piccinini trabaja desde los años noventa a las relaciones entre la naturaleza, las ciencias y las biotecnologías. Aunque siendo de una sensibilidad próxima a losartistas bio, no trabaja a partir del vivo, pero a partir de las representaciones del vivo y de su recepción, a través de las imágenes numéricos en particular. Esculturas hyperréalistes de criaturas imaginarios, un ratón – bien real – con una oreja viva establecida en la espalda, sobre el hombro de un maniquí, son algunos de las maneras cuyo Piccinini revuelve las pistas. Sin inseminar juicio particular en sus obras, llega no obstante a suscitar un malestar tangible a través de trabajos que vacilan entre anticipación y ciencia ficción.

LA IMITACIÓN de la NATURALEZA

La idea que el arte fuera imitación de la naturaleza, en Europa, fue mucho tiempo objeto de una evidencia, antes de ser puesta en entredicho por la modernidad.Si el objetivo del arte sólo era imitar (concepción realista del arte), entonces la crítica formulada por Platón en la República sería fundada: el pintor y el poeta no son más que ilusionistas, y su “arte” sólo sirve para equivocarse en lo que desvía de la realidad y el conocimiento. Pero cada uno admitirá hoy que imitar no es el objetivo del arte: sólo sería porque, cuando se limita a la reproducción, el arte no puede competir con la naturaleza. Para Hegel, el arte asemejándose demasiado se vuelve repelente, como pueden serlo algunos retratos por demasiado realistas. El objeto del arte no es pues imitar o copiar la naturaleza, sino al contrario de sobrepasarlo. Así pues, lo que es transitorio en la naturaleza es perpetuada por el arte.

CULTURA Y NATURALEZA, Creación y destrucción

Beuys crea el concepto de una escultura social; para él “el único acto plástico verdadero, consiste en el desarrollo de la conciencia humana”.Beuys participó en el movimiento Fluxus, que debe su nombre a la frase de Héraclito “Toda la existencia pasa por el flujo de la creación y la destrucción”. Para Beuys como para los protagonistas de este movimiento, el arte es la vida.El acto, el arte en acción es más importante que la obra de arte. “Cada hombre es un artista” Beuys ha dicho que esta tesis es su contribución a la historia del arte, y que prosigue el trabajo de Duchamp, cuando éste ha publicado cualquier objeto obra de arte. Esta afirmación es la base del trabajo social de Beuys, que llama “escultura social”. Es en esta lógica que Beuys se implicará en la fundación del partido verde en Alemania, que dejará a continuación.El compromiso de Beuys se inspira de sobra en las ideas pedagógicas de Rudolf Steiner, que “sienta el principio de la libertad como objetivo supremo de la sociedad”. “Beuys se sitúa en la raza del gran Romanticismo alemán: el artista es el demiurgo que interviene dentro de las fuerzas caóticas y que le retira la materia en su estado magmático para transformarlo dándole una forma el arte como educación. Una práctica que tiende hacia el social y llega a penetrar cada uno, a educar el pueblo en los términos de una intención libertaria “. “Coyote da prueba de una metamorfosis de la ideología en pensamiento libre, de la lengua en la práctica, del monólogo del poder en diálogo de las partes implicadas, de la desconfianza en comunicación y en coexistencia creativa”.

LAUGIER: La Cabaña Primitiva

Laugier pretende formular principios intangibles y absolutos que rijan la creación arquitectónica. Por tanto, unas leyes naturales normativas de la construcción material de un edificio también deben responder a un criterio de transparencia en su aspecto externo. Ya no existe una decoración en forma de órdenes representados por sí mismos; al contrario, estos deben convertirse en parte constitutiva clara y legible de la construcción técnica del edificio. Solo así desaparecerá la «separación» entre estructura y decoración y saldrá a la luz la «verdad» en la arquitectura. El arte de construir representa, por consiguiente, un ideal ético que se mide en función de la evocación óptica de una estética natural. La mítica cabaña primitiva es un prototipo: cuatro troncos de árboles hincados en el suelo en un cuadrado y cubiertos por una estructura rudimentaria. Representa el modelo original, inspirado en el topos vitruvanio, para todos los auténticos principios arquitectónicos de una construcción pura, libre de todo elemento decorativo. Laugier extrae de ello otras conclusiones.

La pilastra, que acabó por convertirse en un tipo de columna decorativa, es un «bastardo» que debe rechazarse. Un aguilón solo resulta lógico si se sitúa en el lateral estrecho de un edificio y, por tanto, no pinta nada en el lateral donde está el canalón; dos aguilones superpuestos, a semejanza de dos tejados construidos uno encima del otro, no tienen nada de natural y son una aberración. Lo peor son los aguilones situados debajo de la cornisa de la entrada principal, ya que dan la impresión de que se ha querido construir el tejado por debajo del techo. Laugier considera todos los elementos arquitectónicos según unos principios lógicos parecidos. Sin embargo, su radicalismo no excluye algunas concesiones, como por ejemplo la superposición de varios órdenes cuando sirve para distinguir varios pisos de un edificio o responde a principios tectónicos. A pesar de esta actitud tan radical, Laugier se niega a rechazar todos los edificios que no cumplan con estos conceptos; algunos fueron levantados por arquitectos de renombre. Por otra parte, el irrefutable talento de estos constructores no es razón suficiente para seguirles ciegamente.
La originalidad externa de las arquitecturas, siempre respetuosas de la ley natural y enfocadas a agradar la razón del observador, se convierte entonces en un sello de calidad, que puede ignorar criterios más antiguos como la distribución interior. En su radicalismo, Laugier pormenoriza los juicios de valor tradicionales. La unidad de la arquitectura griega, basada en una imitación recíproca, se considera estéril y de una uniformidad desconsiderada. Y vuelve el gótico como un correlato a ese concepto; aunque no es la primera vez que Laugier hace referencia a ello, aquí lo ensalza como el ideal arquitectónico. Deplora que la arquitectura de los tiempos modernos se haya alejado de la elegancia de sus gráciles formas, lo cual era una declaración muy provocadora en aquella época. El intento concomitante de acercarse al ideal griego, que había expresado una pesada sobrecarga en la arquitectura de columnas, no fue llevado a término en el barroco.

Henry Van de Velde : Art Nouveau

Art nouveau: El término “Art Nouveau” fue adoptado en Inglaterra y Estados Unidos; en Alemania se llamó “Jugendstil” (estilo joven); en Austria “Secesión”; en Francia “Le Style moderne”; en España “Modernista”. Como característica específica del estilo aparece el ornamento de formas orgánicas, por lo general vegetal muy relacionado con la ilustración y la fantasía.
Los ejemplos más conocidos son los carteles franceses de Toulouse-Lautrec (1890) y los de Alphonse Mucha.
Con formas inspiradas en la naturaleza a partir de líneas onduladas y ornamentos florales y la influencia de los grabados japoneses, característico por tratar al espacio de la representación visual en forma plana o bidimensional (sin profundidad espacial).Alguna información de van de velde antesLa poderosa tendencia antidecorativa de esta visión purista de la cultura se vio reforzada en 1903 cuando Van de Velde regresó de una gira por Grecia y el Oriente Medio, impresionado por la potencia y la pureza de la forma micénica y asiria. A partir de entonces trató de evitar a la vez la fantasía gestual de la Sezession y la racionalidad del clasicismo. Intentó crear formas orgánicas “puras”, una forma que sólo podía ser encontrada, en su opinión, en la cuna de la civilización o en los monumentales gestos crípticos del hombre del Neolítico. Sin duda, esto explica las formas telúricas de las casas que construyó en Chemnitz y en Hagen entre 1903 y 1906. Sin embargo. a pesar de la curiosa calidad megalítica de estas obras, quedó en toda la labor de Van de Velde después de 1903 un rasgo de clasicismo que no venía explicado del todo por sus sentimientos respecto a lo arcaico. Esto resulta más evidente en los objetos domésticos que diseñó entre 1903 y 1915, piezas que parecen reflejar su apasionada reacción ante las cualidades clásicas, por no decir inefables, que encontró en el Partenón.

GAUDI: formas orgánicas

La esencia de su propuesta arquitectónica se basa en interpretar y aplicar las leyes que se derivan de la naturaleza. Es por esta razón que, siendo influido por las tendencias de su época, su obra escapa a los estilos artísticos.“originalidad es volver al origen” y este origen es la naturaleza.Gaudí es un hombre de ideas sencillas y de sentido común. En su arquitectura fusiona estructura y decoración. El no copia la naturaleza sino que comprende su geometría y sus principios: ella tiene infinidad de formas que se pueden estudiar mediante la geometría reglada; estudia las leyes de la estática y dinámica como ejemplo las estructuras naturales de composición fibrosa, tales como juncos, cañas y huesos.Gaudí entiende que la naturaleza no obedece a principios estéticos sino a necesidades para el normal desarrollo de la vida.Para el arquitecto «el gran libro siempre abierto y que hay que hacer el esfuerzo de leer es el de la Naturaleza; los otros libros han sido extraídos de éste y además contienen las equivocaciones y las interpretaciones de los hombres».Las alegorías de los vegetales, de los animales, del movimiento, incluso de los fenómenos climáticos, están presentes en todas sus obras maduras. Cuando Gaudí se plantea hacer un parque como el Parque Güell no se plantea dominar la naturaleza, sino por el contrario, cómo emularla y presentar todos sus caprichos. El viento, el agua y su fluir, el mar, acompañan a monumentos como La Pedrera, que parece un gran bloque de piedra modelado por las fuerzas de la naturaleza. Gaudí se fija en cómo la naturaleza vence a la gravedad y en qué formas son las más resistentes; cuál es la forma de una cueva, de una montaña, de las orillas de un lago, de los nidos de las termitas, de los hormigueros, de las guaridas que crean los animales que, como el hombre, viven en sociedades… Su percepción de estos detalles y su filosofía natural son excepcionales y se puede decir que casi únicas en la historia de la arquitectura.

CALATRAVA:

La obra de este arquitecto valenciano, sintetiza el pensamiento del escultor, del arquitecto y del ingeniero, lo cual viene de una completa formación. Su arquitectura se fundamenta en la ingeniería del siglo XIX y en la experimentación con formas y estructuras del siglo XX, abriendo un camino nuevo en la arquitectura contemporánea. Su cualidad, de ser a la vez artista, arquitecto e ingeniero le lleva a defender que sea posible construir una obra de arte global. Por ello, en su arquitectura se encuentran diversas connotaciones. Combina la idea de obra de arte total con un cientifismo naturalista que se convierte en forma, remitiendo así a aspectos del positivismo del siglo XVIII, que se inspiraba en la anatomía, la cristalografía y la botánica. Muchas de las analogías anatómicas que se encuentran el la obra de calatrava, estaban ya en los apuntes de Viollet Le Duc. Calatrava muestra una gran admiración por las formas de la naturaleza y por los esqueletos de los animales, a lo que se suma la expresión del rigor matemático en cada obra. Ha desarrollado, por tanto, a la vez la arquitectura de alta tecnología y la organicista, continuando la tradición estructuralista. Ha tomado de Gaudí el ansia por la belleza de la naturaleza y la energía de las fuerzas espontáneas, y también los momentos más expresionistas de arquitectos como Alvar Aalto o Schaorum. Así, aunque nunca hace copias literales, su obra remite siempre a sus antecedentes y a la tradición.

Le Corbusier : art center harward,

CIENCIA

Atomium : andre waterkeyn

El Atomiun es una representación de un átomo. Simboliza el elemento químico del Hierro con sus 9 átomos pero aumentado en 150 mil millones de veces. En su momento fue creado para honrar a la industria atómica. Su creador es el arquitecto André WATERKEYN. Fue construido en 18 meses y pesa aproximadamente 2400 toneladas y posee una altura de 102 metros.

Leonardo da vinci : ciencia, bionica

La Biónica es el estudio de los sistemas biológicos a fin de obtener conocimientos útiles al ser humano.La Biónica ha existido sin nombrarla así, desde el principio de la historia del ser humano, con la creación de Herramientas o de artefactos que ayudan al ser humano a desempeñarse mejor en su ambiente. Tenemos que uno de los grandes creadores de todos los tiempos Leonardo Da Vinci, se inspiró en diversos mecanismos naturales para llevar acabo sus símiles artificiales, como los rudimentos de un primer aeroplano, que tiene mucha similitud con las alas de un murciélago, y del cual existe un boceto, además de algunos escritos donde detalla sus observaciones de aves y algunos otros animales voladores.Se podría decir, la biónica es aquella rama de la cibernética que trata de simular el comportamiento de los seres vivos haciéndolos mejores en casi todas las ramas por medio de instrumentos mecánicos. Los seres vivos son máquinas complejas, dotadas de una gran variedad de instrumentos de medición, de análisis, de recepción de estimulos y de reacción y respuesta, esto es gracias a los cinco sentidos que hemos desarrollado.Crear máquinas que se comporten como cerebros humanos, capacitadas para observar un comportamiento inteligente y aprender de él, es parte del campo de la investigación de la robótica y la inteligencia artificial (IA). Dentro de ese comportamiento inteligente se encuentran tanto las actividades relacionadas con el raciocinio, es decir, estrategia y planeamiento, como con la percepción y reconocimiento de imágenes, colores, sonidos, etc.

Anuncios