Manifiesto de estudiantes de arquitectura (y comienzo de curso)

Otro curso mas ha comenzado en la escuela, hay algunos cambios este nuevo curso que iremos contando (preguntadles a los pobres de primero que ya han empezado las clases por ejemplo) aunque hay cosas que por desgracia para nosotros siguen igual (primer piso, siguiendo el pasillo a la derecha del paraninfo, al fondo). Arkitekturaz continua un curso mas en la red y esperamos ser una de esas cosas que cambien, o que al menos os presente algunas novedades a lo largo del curso, aunque aun es pronto para ir adelantando nada, al fin y al cabo, solo los de primero han comenzado el curso, a los demás aun nos quedan algunos días antes de volver a percibir el olor de la comida desparramada por los microondas del comedor.

Para empezar os queremos presentar el manifiesto de estudiantes de arquitectura. No lo hemos hecho nosotros, simplemente lo hemos copiado parcialmente de la web de estudiantes de arquitectura de chile, habrá quien le parezca un plagio, pero en la escuela nos enseñaron que esto, en todo caso es un “homenaje”. La web la hemos conocido hace poco pero os la recomendamos sin duda,  primero para leer el manifiesto completo pero sobre todo para comprobar lo que todos sospechábamos pero no sabíamos a ciencia cierta, que estudiar arquitectura resulta una “experiencia” muy similar lo hagas donde lo hagas.

Ser estudiantes de arquitectura nos pone desde primer año en la más movediza de las arenas, al ingenuamente querer ser aprendices de una disciplina que poca gente a través de la historia se ha atrevido a definir, con una heterogénea y a la vez, distorsionada percepción por parte de la sociedad y quizás la más grave de todas, nos pone ante una carrera con pocas certezas más allá de la normativa y de las soluciones técnicas. Estudiar arquitectura no es fácil, por un lado cuenta con una larga lista de obstáculos que empieza con la inauguración de tu primera croquera, pasando por la aplicación adecuada de cartones, micas y otros posibles e improvisados materiales, resistir el efecto de todo tipo de adherentes o dejarse llevar por su psicodelia hasta llegar a una adecuada administración de tu tiempo y tu vida social, y por otro lado, como diría tu profesor, hablar de la arquitectura, palabra que toda la gente en tu facultad manosea pero que nadie sabe realmente que diantres es, pero nadie tampoco se atreve a preguntar, ya es otra cosa. No es menor que la arquitectura curiosamente en nuestro querido castellano tiene género femenino y debe ser por eso que no podemos dejar de hablar de ella, sea tan celosa, le guste jugar con nuestra autoestima, requiera con bastante poco criterio de nuestro tiempo, pida tantos sacrificios y se pelee con nuestras parejas.

…[Seguir leyendo en estudiantes de arquitectura]

Por nuestra parte nada mas, esperamos que vuestras reclamaciones de septiembre hayan ido bien, o los exámenes en su defecto, o al revés, como queráis. Ya os iremos contando!

Anuncios