¿Cuánto pesa su carroza, Sra. Joaristi?

Ya han pasado bastantes días desde el 20 de Enero. Para muchos, esa era la fecha clave, digamos que era la fecha de entrega. Para nuestra antigua compañera de la Escuela, Eider Joaristi, para el Ayuntamiento de Azpeitia y para los periódicos locales, todo tenía que estar listo el 20 de Enero. Ese fue el día, en el que finalmente se desveló la carroza de la tamborrada infantil de Azpeitia. Como cada año, fue un diseño original y se mantuvo en secreto hasta el último momento.Eider junto a su carroza

Nosotros ya nos hicimos eco en nuestra sección de “al día”, de varias de las entrevistas y noticias realizadas al respecto en los medios de comunicación, pero le hemos querido hacer una más, una diferente. Una entrevista, sin prisas y con la perspectiva que le da a uno hablar en pasado, con los nervios ya más sosegados. Estaba claro que podríamos habernos citado directamente en la Escuela, sin ningún problema, pero lo que realmente nos apetecía era ver la obra “in situ”. Así, la propia protagonista fue la encargada de pedir permiso al Ayuntamiento, para que nos abrieran los almacenes municipales de Azpeitia y pudiéramos charlar con la carroza presente. Por suerte, según nos cuenta Eider, milagrosamente todavía no la habían destartalado, ya que evidentemente estas cosas se suelen destruir una vez pasado el día de autos.

En la conversación, que si queréis podéis escuchar integramente, Eider primero nos cuenta la génesis del proyecto: “la idea era aunar los dos temas de este año, que eran el 50º Aniversario de la defunción del compositor Julián Barrenetxea y el 25º Aniversario de la Coral en su nombre. Personalmente el tema de la defunción para una carroza infantil me parecía un poco heavy y no me gustaba nada. No me motivaba en absoluto, pero acabé participando en el concurso un poco empujada por mi madre“. Tras esta breve introducción, la mayor parte de las preguntas giran en torno a la coordinación para la ejecución de la obra: “Yo escogía a todos los gremios, incluso la peluquería y maquillaje de los niños que iban encima, …¡todo!. Había 7.800€ de presupuesto y tenía que meter ahí todo lo relacionado con la carroza”. Aunque admite: “Yo creía que andaba mas holgada de dinero pero ha subido mucho de precio”.

Eider señala que es la primera vez que asume este tipo de tareas y que es muy difícil conseguir un resultado perfecto en la ejecución, cuando tienes unos plazos tan apurados que cumplir y un presupuesto limitado. Confiesa que “la carroza no se llegó a terminar hasta el día anterior”, y para alguien tan perfeccionista como ella, esta situación es muy agobiante: “¡yo tengo que hacer las cosas mucho antes!”. Parece ser que quienes se encargaban de la construcción, también tenían a su vez mucho trabajo y se retrasaron algo en la entrega.

La carroza

La estructura y la mayor parte de la carroza están realizadas por gente que se dedica a hacer puertas y mobiliario de madera. “Fui a una empresa que no se dedica a esto, pero evidentemente nadie se dedica a esto”. Este taller se ha encargado de construir el esqueleto principal y la mayor parte de los acabados. “Yo no he definido la estructura, porque la empresa no quería”. A pesar de que Eider “les había dado el despiece entero”, ella es consciente de que “cada cual trabaja de una manera diferente”.

Entrando en detalles…
Al llegar al almacén municipal de Azpeitia, nos llama la atención el propio acabado de la carroza. “Casi todo son paneles de DM con un acabado de melamina”, pero matiza que “la estructura interior es de madera de pino”. Por otro lado, a todos nos sorprendió descubrir cosas como que, lo que hacía las veces de pluma dentro de su tintero, “era una antigua viga enorme reciclada” o que “los tubos, son de un órgano de verdad y pagué bastante por ellos. Contacté con uno que arregla órganos en Loyola y me vendió varios tubos usados. Después los he pintado yo”. No menos curioso resultó que un antiguo profesor de dibujo de Eider, fuera precisamente el encargado de realizar los pergaminos que están dibujados a mano sobre tela de lienzo. De la tapicería y de los trajes de los niños, por su parte, se hizo cargo la madre de Eider que sabe confeccionar. ¡Todo queda en familia!. “Mi madre es la que se ha encargado del vestuario. Ella al principio no quería pero le insistí bastante y al final aceptó”.

http://www.flickr.com/apps/slideshow/show.swf?v=71649

Además de organizar a todos estos gremios, de reunirse con sus “jefes” del Ayuntamiento y de conceder entrevistas a los medios, Eider tuvo que sacar tiempo para pintar, lijar, barnizar, etc. En definitiva, trabajar con sus propias manos.  “La última semana fue muy estresante, pero es que en el último mes para mi no hubo fines de semana ni festivos… cosiendo con mi madre en casa”. Finalmente, confiesa que pese a todos los avatares y el estrés, la experiencia ha merecido la pena y no descartaría volver a repetir otro año. “La gente te lo agradece. Todo el que te conoce se para a felicitarte y eso es gratificante. Al final, más allá de los 1.500€ de premio, verdaderamente lo haces por amor al pueblo”.

Entrevista por Jonathan Chanca, Igor de la Hoya y Xabier Ruiz

Redacción por Xabier Ruiz

Anuncios

3 pensamientos en “¿Cuánto pesa su carroza, Sra. Joaristi?

  1. Pingback: Tweets that mention ¿Cuánto pesa su carroza, Sra. Joaristi? -- Topsy.com

Los comentarios están cerrados.