Giorgio Grassi

Hace aproximadamente 3 años, fuimos un grupo de alumnos, con un viaje de Ikasle Mintegia a Valencia, quienes visitamos a Giorgio Grassi, o mejor dicho a su Teatro de Sagunto. Hace ahora unas semanas, fue el propio Grassi quien nos visitó personalmente en la Escuela, invitado por el ‘Máster en Restauración y Gestión Integral del Patrimonio Construído’. Debemos sentirnos privilegiados según Alberto Ustarroz (amigo de Grassi y uno de los responsables del curso), porque será seguramente la última oportunidad de haberle visto en vivo y en directo por aquí, ya que a sus 76 años trabaja en su estudio a medio gas y está a las puertas de una merecida jubilación.

Fotografía: Hansbrinker

Teatro Romano de Sagunto / Fotografía: Hansbrinker

La intervención se desarrolló en una doble jornada, en la que el primer día impartió una conferencia en el paraninfo, centrado en sus dos obras más recientes (oficinas en la Postdamer Platz de Berlín y un conjunto de Viviendas en Florencia, dentro de un plan de L. Krier), y el segundo día, en un aula en formato más familiar, hizo un extenso repaso por las obras más siginificativas de su carrera. No faltaron, sobre todo a la primera sesión en el aula magna, algunos de los profesores más veteranos de la ETSASS, que no disimularon su admiración ni escatimaron en elogios. “Te felicito porque veo que ¡¡¡sigues igual de ordenado y coherente que siempre!!!. Eres un ejemplo en esta época de tanta confusión en la que vivimos”, le dijo Xabier Unzurrunzaga.

Respecto a la 2ª sesión, comparto aquí algunas de mis anotaciones sobre esa charla, en la que el arquitecto italiano hizo un gran esfuerzo por hablar un castellano muy pausado, pero casi perfecto, lo cual es de agradecer:

“Todo proyecto representa un juicio sobre la arquitectura, un juicio sobre la ciudad, un juicio sobre la historia y un juicio sobre las condiciones del propio lugar”

“Jamás en mi vida me han interesado los temas de decoración”

“Debeis mirar los edificios del pasado y criticarlos como si los hubierais hecho vosotros mismos”

“Ninguna ruina de arquitectura tiene más valor en sí que la de haber sido parte de un todo”

“Nunca he pensado que haya edificios antiguos que sean viejos”

“Hay un problema en la arquitectura de reconocibilidad. Yo quiero saber qué es cada edificio”

Sigue leyendo

Anuncios