Entramos al Basque Culinary Center, ¡hasta la cocina!

Le llamaron jornada de puertas abiertas e ilusos de nosotros, nos creimos que querían enseñarnos el edificio, pero nada más lejos de la realidad. Sin quererlo, nos vimos envueltos en una charla explicativa sobre número de créditos, modelos lingüísticos, tipos de profesorado, ejes docentes… y demás historias relativas al planteamiento académico del futuro centro, que espera abrir sus puertas el próximo septiembre. De visitar la obra, a pesar de lo anunciado, nada de nada: “total no hay más que barro y más barro y no se puede ver nada; no tiene ningún interés especial”, nos decía el director de comunicación del BCC.

Para bien o para mal, al menos 5 personas de las que allí acudimos, al punto de encuentro en el edificio central de Miramón, hace años que elegimos otro camino distinto del que te lleva hacia las estrellas michelín. Tampoco resultó que ninguno de nosotros tuviera intención de comenzar otra carrera después de terminar Arquitectura, por más estupenda y maravillosa que nos pintaran la ciencia gastronómica. Por tanto, salimos y nos dirigimos a la obra, donde nadie nos invitó a pasar ni tampoco nos lo prohibió, simplemente accedimos. Con cámara de fotos en una mano y almuerzo de lo más casero en la otra [ironías de la vida], recorrimos atentamente las dependencias mientras los operarios proseguían con su trabajo, desempeñando su labor sin inquietarse en exceso por nuestra presencia.

No seremos de los “50 privilegiados que conformarán la primera promoción de esta facultad de Mondragon Unibertsitatea, única en Europa”, pero también somos estudiantes (de la EHU) y habremos sido de los primeros en pisarla. Este es el resultado de la visita a este edificio proyectado por los VAUMM y desarrollado por LKS:

http://www.flickr.com/apps/slideshow/show.swf?v=71649

No sé a quién escuché una vez, que los proyectos si necesitan demasiada explicación, dificilmente podrán ser buenos proyectos. Éste, su idea [no sólo su imagen], se entiende a la primera. Incluso para alguien que fuera recién aterrizado y lo viera por primera vez, sin conocer antecedentes, a buen seguro lo comprendería bastante rápido. Esto tampoco le niega su complejidad, en términos no sólo constructivos, sino conceptuales: son unas bandejas apiladas, pero son unas curvas de nivel, pero es un gran acceso a un parque, pero son unas terrazas con vistas privilegiadas sobre Donosti, etc, etc. Todo eso y más, sin necesidad de recurrir a lo evidente. Libertad para la imaginación de cada uno. Por eso me gusta.

Dicho queda, para que no me digan que no hago constar mi opinión, aunque sea a grandes rasgos.

Anuncios

La Iglesia de Moneo, paso a paso.

Por Jonathan Chanca

Don Rafaelísimo, que diría un ilustre profesor en activo de nuestra escuela, levanta sorprendentemente sin hacer demasiado ruido, el templo católico que rematará el extremo sur del nuevo barrio donostiarra de Riberas de Loyola, junto al Parque Amaiur. Podría parecer exagerado emplear la palabra templo para referirse a esta construcción que se está gestando, pero viendo el tamaño final que ha adquirido sobre todo el volumen cúbico de la iglesia propiamente dicha, quizás no sea tan inapropiado el vocablo.

Por el momento así transcurren las obras, que avanzan a buen ritmo con una discreción inusitada, teniendo en cuenta que es un proyecto del casi siempre polémico arquitecto navarro. Me atrevería a decir que está pasando bastante desapercibido incluso entre la propia gente del mundillo, y la repercusión hasta la fecha en los medios de comunicación es prácticamente nula.

La evolución de la opinión popular una vez vayan concluyendo los trabajos es impredecible, pero habrá que estar atentos a la reacción ciudadana cuando se acerque el momento de la apertura del complejo religioso, con la puesta en marcha de los nuevos usos de supermercado y varias plantas de aparcamiento ubicadas bajo la parroquia. Como anticipo de lo que se puede avecinar, vuelvo a referirme al mismo profesor citado anteriormente, para rescatar unas palabras suyas a colación: “¿qué será lo próximo, un prostíbulo debajo de una iglesa?…¡hombre por Diós!”.

La hermana menor de la Catedral de Los Ángeles, viene a dar en cualquier caso, un toque de distinción a un barrio dominado por la vulgaridad de su urbanismo y de la mayoría de sus edificaciones, a excepción de un par de pinceladas de calidad a cargo de docentes de la ETSASS. El resto, son viviendas del “official style” residencial que se reproduce como setas por la geografía, lo mismo en la capital que en cualquier ensanche de pueblo.

Aquí podéis ver el desarrollo desde Octubre de 2007 hasta hoy:

http://www.flickr.com/apps/slideshow/show.swf?v=69832

Sede de Osakidetza: Lo que el ojo no ve

Texto: Jonathan Chanca

Fotografías: Rocío Merchante

El destino, que es caprichoso, quiso que el pasado jueves 2 de octubre, tres compañeros que viajamos a Bilbao para apurar una de las últimas fechas de la exposición de Juan Muñoz en el Guggenheim, coincidiéramos con una jornada de puertas abiertas al nuevo Dpto. de Sanidad del Gobierno Vasco (Coll-Barreu Arquitectos). Sin saber que la víspera había tenido lugar la inauguración oficial, ni mucho menos que ese día era posible visitarlo por dentro, nos acercamos hasta allí para apreciar in situ los destellos del muro cortina desquebrajado.

No nos extrañe que dentro de unas semanas, a este edificio le pongan cuatro cámaras de vigilancia y prohiban sacarle fotos alegando que está protegido. Por esto mismo, sin mucha fé nos acercamos al hombre de seguridad de la puerta y preguntamos tímidamente si se podía pasar. Para nuestra sorpresa la respuesta fue afirmativa, y una vez dentro comprobamos que aquello estaba concurrido por varias decenas de personas mayores [y eso que este no es un ambulatorio. Se conoce que los jubilados están mejor informados que los estudiantes de arquitectura]. Nos añadimos al grupo y comenzamos el recorrido

Sigue leyendo

La escuela como…

Os presentamos un ejercicio llevado a cabo dos años consecutivos en la asignatura de Proyectos3.

El alumno debía representar, mediante fotografías, cuatro visiones de la escuela: la escuela como… segundo hogar, …lugar de trabajo, …fuente de conocimiento, y un cuarto concepto de libre elección. El ejercicio pretendía potenciar la capacidad de ver más allá de lo evidente, explorar el potencial de la selección de un punto de vista y un encuadre para ofrecer una nueva lectura de la realidad para comunicar una idea.

La selección de este año es la siguiente:

http://www.db798.com/pictobrowser.swf

Y la del año pasado, disponible también el la galería de proyectos3, mas amplia debido al mayor numero de alumnos que participaron en el ejercicio.

http://www.db798.com/pictobrowser.swf

Creo que las fotos, sacadas en una tarde, sin previo aviso, sin preparación, sin tiempo a pensar, reflejan la inmediatez del ejercicio, la capacidad de sacar una visión diferente de lugares en los que vivimos diariamente y a los que normalmente no prestamos atención. Es como una reflexión sobre volver a mirar las cosas, sobre cambiar la mirada y ver cosas que están ahí, aunque no lo estén a simple vista.